Image Map

Una asociación de la FAO y Google permite recopilar y analizar datos sobre la degradación de la tierra. Acelerar los esfuerzos para revertir o prevenir la degradación de la tierra en los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) durante los próximos años es vital si se pretenden cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Éste fue el mensaje lanzado por un evento organizado esta semana por la FAO durante el 13º período de sesiones de la Conferencia de las Partes (COP13) de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD). En los PEID se está realizando una evaluación de las tierras degradadas basada en la recopilación y análisis de información sobre el uso de la tierra y de las prácticas de gestión de sus usuarios. Los datos se obtienen utilizando la metodología Evaluación de la Degradación de la Tierra (LADA, por sus siglas en inglés), que ya se ha utilizado con éxito en más de 30 países. Los resultados de la evaluación se utilizarán para formular y planificar políticas que permitan hacer frente al cambio climático y fortalecer la resiliencia de las personas y sus paisajes.