Image Map

Reservas de silo aseguran alimento para ganado durante sequías y actividad volcánica. El Centro de Investigaciones en Nutrición Animal (CINA) de la Universidad de Costa Rica (UCR) estudia estrategias que le permitan a los productores hacer frente a situaciones críticas como la ocurrida entre 2015 y 2016 cuando el fenómeno Niño provocó fuertes sequías y altas temperaturas en el Pacífico, especialmente en Guanacaste, lo cual afectó la producción agrícola y ganadera. Varios estudios desarrollados en el CINA se enfocan en el ensilaje, una técnica de conservación de forrajes verdes de bajo costo que permite a los productores agropecuarios aprovechar los pastos que crecen en época lluviosa y almacenarlos para alimentar su ganado durante épocas de escasez como las sequías y erupciones volcánicas. El investigador Dr. Luis Villalobos Villalobos, especialista en forrajes, explicó que, aunque el ensilado es una técnica conocida por muchos productores del sector, existían pocos datos que permitieran evaluar su eficiencia, los costos de producción, los diferentes inóculos que se pueden utilizar o cómo deben prepararse los diferentes tipos de pasto, ya sean de piso o de corta.