Image Map

Los precios de trigo y maíz caen ante las expectativas de cosechas y existencias almacenadas récord. Los precios mundiales de los alimentos subieron ligeramente en septiembre, gracias a la firmeza de los precios de los aceites vegetales y en menor medida la de los productos lácteos, que compensaron la caída de los precios de los cereales básicos. El índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 178,4 puntos en septiembre, lo que supone un 0,8 por ciento más que en agosto, y un aumento del 4,3 por ciento respecto al año anterior. El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de los cinco grupos principales de alimentos básicos. El índice de precios de aceites vegetales de la FAO aumentó un 4,6 por ciento, impulsado principalmente por el aceite de palma, aunque también subieron los precios de los aceites de soja, colza y girasol. Por su parte, el índice de precios de productos lácteos aumentó un 2,1 por ciento en relación a agosto, impulsado por los precios de la mantequilla y el queso en un momento de escasez de la oferta en Australia, Nueva Zelanda y la Unión Europea.