Image Map

Expertos coinciden en que la incorporación de políticas de gestión integral del riesgo, coordinadas con otras políticas para el desarrollo, es crucial para reducir la exposición al riesgo, proteger las inversiones y mejorar la competitividad agropecuaria. “La producción agropecuaria es la más expuesta al clima, la más dependiente de los cambios del mercado, la que enfrenta una demanda creciente por el aumento de la población, la más relacionada con la seguridad alimentaria y la que tiene un papel destacado en las economías en desarrollo”, así inició el consultor del IICA, Domingo Quintans, su análisis sobre los instrumentos para la gestión integral de riesgos agropecuarios en América Latina. Los resultados del “Inventario de los principales instrumentos para la gestión integral de los riesgos agropecuarios en Argentina, Brasil, Chile y Colombia” se dio a conocer durante un foro técnico realizado por el Observatorio de Gestión Integral de Riesgos y Seguros Agropecuarios de las Américas, donde también se presentaron los avances alcanzados por el Observatorio, como parte de las acciones para la conmemoración de su primer aniversario.