Image Map

2 de febrero de 2017, Roma - El índice de precios de los alimentos de la FAO subió de forma considerable en enero, liderado por el azúcar y los cereales, a pesar de que los mercados siguen contando con abundantes suministros a nivel mundial. El índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 173.8 puntos en enero, su valor más alto en cerca de dos años, con un aumento del 2,1 por ciento respecto a su valor revisado de diciembre y un 16,4 por ciento por encima de su nivel de enero de 2016. El índice de precios del azúcar de la FAO subió un 9,9 por ciento en ese mes, impulsado por las expectativas de que se prolongue la escasez de suministros en Brasil, India y Tailandia.