Image Map

Si quiere experimentar el sabor que pone a Latinoamérica en el centro del debate sobre cambio climático y seguridad alimentaria, beba un vaso de leche de soja con su desayuno mañana. Aunque la leche de soja no es parte de la dieta que acostumbramos consumir en nuestra región, su consumo es muy grande en China, país que alberga casi un quinto de la población mundial. Desde hace cientos de años la leche de soja es el desayuno básico en esta tierra donde la leche de vaca todavía no logró introducirse en la costumbre de la población. La expansión de la clase media en China ha fomentado el crecimiento de una poderosa industria que vende leche empaquetada, saborizada, y a bajo costo a un creciente mercado. También ha impulsado un aumento explosivo en el consumo de carne, principalmente porcina, transformando a China en el país donde habita casi la mitad de la población porcina del planeta, animales que son alimentados a base de soja.