Image Map

Noticias

Los libros fueron elaborados por el IICA y el CIATEJ, contienen estadísticas actualizadas, abordan los desafíos y retos que afrontan ambos cultivos, y brindan propuestas para el desarrollo sostenible de estas actividades productivas. El café ocupa el segundo lugar después del petróleo en materia de cifras de comercio internacional, al generar ingresos anuales arriba de los USD 15 000 millones para los países exportadores y, además, representa una fuente de trabajo para más de 20 millones de personas en el mundo. El cacao, por su parte, es el medio de vida para 5.5 millones de pequeños productores, y la producción de este cultivo es el primer eslabón de una gran cadena agroindustrial que moviliza más de USD 120 000 millones en ventas anuales a nivel global. Los datos se desprenden de las más recientes publicaciones que pone a disposición el Instituto Interamericano de Cooperación para Agricultura (IICA), sobre dos de los principales cultivos tropicales y con mayor impacto en la agricultura familiar de América Latina. Los escritos fueron elaborados en conjunto con el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ). En los libros titulados “La situación y tendencias de la producción de café en América Latina y el Caribe” y “Estado actual sobre la producción y el comercio del cacao en América”, se abordan el panorama presente de ambos cultivos, los desafíos y retos que afrontan, las perspectivas y también, ofrece orientaciones, respuestas y propuestas para potenciar estas actividades productivas.

El Director General del IICA presentó ante el Consejo Permanente de la OEA su Informe Anual 2016. Las contribuciones del Instituto a la agricultura hemisférica fueron destacadas por los representantes. Los resultados que ha obtenido el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en el incremento de la productividad, el fortalecimiento de la agricultura familiar, la adaptación a los efectos del cambio climático, la inclusión en los territorios rurales y la lucha por lograr la seguridad alimentaria fueron ampliamente reconocidos por el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA). El Director General del IICA, Víctor M. Villalobos, presentó ante los Embajadores que conforman el Consejo su Informe Anual 2016, en la sede central de la OEA, en Washington. Esta fue la última intervención de Villalobos ante la organización, pues su segundo periodo al frente del Instituto culminará en 2018.

Graziano da Silva: 20 millones de personas pueden morir de hambre en los próximos seis meses. Es necesario actuar con urgencia para salvar las vidas de las personas amenazadas por la hambruna en el noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen, alertó hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en la sesión de apertura del Consejo del organismo de las Naciones Unidas. "Si no hacemos nada, unos 20 millones de personas podrían morir de hambre en los próximos seis meses", advirtió Graziano da Silva en su discurso de apertura. "La hambruna no sólo se cobra vidas humanas -añadió-, sino que contribuye a la inestabilidad social y perpetúa igualmente un ciclo de pobreza y dependencia de la ayuda que perdura durante décadas". Los miembros del Consejo serán informados sobre el alcance de las crisis creadas por el hambre, y los pasos necesarios para evitar una catástrofe, durante la reunión de una semana de duración.